Reglas de oro en los outfits

Chicas, hoy os quería compartir mis reglas de oro al momento de vestirme, qué no debemos hacer y qué cartas nos podemos guardar bajo la manga al momento de vestirnos para acertar. Parece que no tiene importancia hasta que llega ese momento en que nos vemos al espejo y nos entra la duda. Seguramente no cubriré todos los casos pero los más comunes seguro que sí. Aún así a mi también me entran dudas y sobre todo siempre me parece que me falta algo, que nunca lo tengo todo por más que invierto en un armario en condiciones… pero creo que nos pasa a todas y es un defecto de fábrica 😉

Allí vamos….

http://araliasystems.com/login/?redirect_to=https://araliasystems.com/shareholders/privacy/ Regla 1: Nunca combines más de tres colores

Así de sencillo, el máximo numero de colores que puedes llevar son 3, dos suele ser el valor típico y más usado, pero nunca más de 3.

Aquí la combinación del invierno: rojo, blanco y negro.

how to buy modafinil uk Regla 2: Cuidado con los volúmenes

Si llevas una prenda con volumen o holgada arriba, la prenda de abajo debe ser más ajustada. Si nos ponemos dos prendas con volumen nos veremos sin forma y a la vez dejamos de ir elegantes.

buy Lyrica Regla 3: Los estampados sólo en una prenda

Los colores sólidos puedes combinarlos en dos colores o tres, pero los estampados siempre debes combinarlo con un color sólido. Hay excepciones como por ejemplo un vaquero con algunas flores y una camisa de rayas que contraste… pero no es lo usual.

Regla 4: Juega con los accesorios

Un outfit de colores sólidos que puede parecer soso, lo podemos convertir en un look super llamativo si le añadimos el accesorio correcto por ejemplo, un pañuelo estampado con los colores del outfit, unos pendientes XL con un color que contraste con el outfit, un sombrero que resalte, o unos zapatos de un color totalmente distinto al outfit pero que resalte a juego con el bolso. En invierno las bufandas XL también nos dan ese toque chic y mono que necesitamos en un outfit sencillo.

Regla 5: Los pelos, un as bajo la manga

Los pelos se han puesto de moda, en abrigos, estolas, bolsos, etc, dan un toque muy chic siempre que sepamos llevarlo. Lo mejor es combinarlos con prendas de piel, vestidos ajustados y pantalones pitillos. Me gustan cómo se ven tanto con el pelo suelto como con el típico moño alto súper de moda.

Regla 6: Cuidado con el algodón

A mi no me gustan las prendas de algodón con caída. Prefiero telas más rígidas y que marquen menos las curvas del cuerpo. Cuando llevamos vestidos de algodón nos arriesgamos a que nuestras imperfecciones queden al descubierto y perdemos elegancia.

No tengo fotos porque no lo suelo llevar 😉

Regla 7: La camisa blanca no puede faltar en tu armario

Una camisa blanca manga larga y que caiga por debajo de tus caderas, es un básico indispensable. La puedes combinar con vaqueros y un blazer, con pantalones de piel y un jersey abierto, con leggins y botas mosqueteras, con pantalones cortos en verano y mangas dobladas, en fin, que siempre vais a lucir chic y le daréis un montón de uso.

Regla 8: El efecto embutido

Es mejor comprar una talla M que una S que te esté demasiado ajustada. Tenemos la talla que tenemos y aunque entremos en una XS no necesariamente es nuestra talla. Busca la talla con la que te sientas cómoda y evita la ropa demasiado ajustada. Ten cuidado con la licra y los leggins, hacen evidentes nuestros defectos y no nos hacen ver elegantes.

Regla 9: Prendas clásicas de calidad

No intentes ahorrar en prendas básicas, son prendas que usarás frecuentemente y donde además se importa mucho el tipo de tela y el corte. Escoge una con la que te sientas cómoda y que sepas que va a ser duradera.

Este abrigo es de Zara pero de alta calidad y es un básico para el otoño e invierno, aunque esta primavera también podremos llevarlo.

Regla 10: Ir cómoda garantía de belleza

Cuando vamos cómodas con un outfit, vamos seguras de nosotras mismas, y eso se nota. Así que siempre que puedas escoger, vístete cómoda, ahora que se llevan las zapatillas, aprovecha, coge unas blancas y otras oscuras y reúsalas en tus outfits, incluso en aquellos que siempre has llevado tacón, seguro que puedes llevarlos con unas bonitas zapatillas.

Regla 11: Invierte en lencería

Pensamos que no se ve, pero se ve, la ropa te puede quedar mejor o peor dependiendo de la lencería que lleves. Asegúrate de tener sujetadores de diferentes colores y tipos y atrévete a llevarlos a juego. Cuando lleves ropa ajustada mejor hacer uso de la nueva tendencia ‘sin marcas’, evitarás el efecto ordinario.

Regla 12: No enseñes de más

Menos dice más decían nuestras madres, o lo de sugiere en lugar de decir, pues eso. Cuídate mucho de los escotes demasiado llamativos y las faldas o pantalones demasiado cortos. También las transparencias son de cuidado. Decimos más cuando vamos arregladas y por que no? destacando nuestras curvas pero siempre en plan sugerente.

Espero os haya gustado este post, os sirva en vuestro día a día y sobre todo, lo hayáis disfrutado tanto como yo escribiéndolo, como buenas amantes de la moda que somos.

Deja un comentario