Marrakech, conócela antes de ir

Quieres ir a Marrakech pero no sabes si te va a gustar. Ves fotos muy bonitas pero otras no tanto. Hay gente que te dice que le encantó y otras que no les gustó nada. Pues sí, es lo que tiene Marrakech, o te gusta o no te gusta.

Empezaré por comentarte que te informes del visado antes de ir, Marruecos tiene visado para algunos países, os dejo este enlace para que lo consultéis.

Si tenéis dudas sobre la seguridad, es una ciudad segura si te mueves como un turista. Incluso yo salí sola por la noche durante el Ramadán y no tuve ningún problema.

Marrakech es una ciudad caótica, no recomendable para ir con niños pequeños puesto que la mayor parte de los lugares a visitar se ubican dentro de la Medina (amurallada) donde las calles son angostas, con mucha gente, muchas motos y mucho calor con humedad. Sin embargo, viajamos con mi hijo y no tuvimos problemas aunque reconozco que no me sentía tranquila.

Sin embargo, Marrakech es una ciudad que no te deja indiferente, es otro tipo de turismo, es otra cultura, otros sabores y otra arquitectura que de alguna forma atrae. La cocina marroquí es deliciosa y la comida es muy económica. Os dejaré un par de sitios para comer rico.

Alojamiento

Te recomiendo que te alojes en un Riad. Un Riad es una típica pero lujosa casa Marroquí o palacio, que ha sido acondicionada para funcionar como un hotel. Tienen un jardín interior con una piscina y te sentirás como un sultán dentro de ella. Nosotros nos hospedamos en el Riad Ghali & Spa, no es especialmente lujoso pero la relación precio/calidad fue muy buena. Fuimos en Mayo, así que no era temporada alta y no había mucha gente. Los Riads Son seguros y muy cómodos. Te sirven el desayuno enfrente a la piscina y tienes varios salones para tomar el típico té marroquí por la tarde.

Visitas

Intentamos ver casi todos los monumentos en los 3 días que estuvimos allí pero no todos merecen la pena. Las entradas no son baratas y algunos monumentos están muy deteriorados. Es recomendable ir con visitas guiadas porque te recogen en el hotel y te vuelven a dejar al final del día, además te cuentan más sobre la historia de la ciudad. Nosotros cogimos un tour personal en el mismo Riad.

Os dejo un listado de los lugares que merecen más la pena y algunos datos interesantes:

  • Palacio Bahía: Es muy bonito. Tiene 150 habitaciones y jardines que según dicen los Marroquíes, es la máxima representación de la arquitectura marroquí. Sólo se visita la planta baja y no todas las habitaciones. Os recomiendo llegar muy pronto porque es muy visitado. Los techos, los repujados de las paredes y los azulejos le dan ese encanto. Este palacio fue construido por gran visir Sidi Moussa para sus 4 esposas y 20 concubinas. Justo a la derecha de la entrada del Palacio hay un sitio muy recomendable para comprar té y aceite de Argán.
  • Jemaa el-Fnaa: Es la plaza donde ocurre todo en Marrakech. En tu paseo podrás ver monos, encantadores de serpientes, venta de zumos de frutas naturales, sitios de comida y venta de artesanía. Os recomiendo ir antes del atardecer y subir luego a la terraza del Café Glacier y disfrutar del atardecer con un té con menta.
  • El Zoco: Dentro de la medina encontrarás el zoco, que es el mercado de Marrakech. Encontrarás los típicos puestos de Aladdin, llenos de alfombras y pararás cada poco para ver artesanía pero también imitaciones de productos de marcas conocidas. Nosotros compramos un juego de té y un par de lienzos en óleo que nos salieron muy bien de precio.
  • Jardin Majorelle: Son unos jardines botánicos creados por el francés Jacques Majorelle en 1923. Majorelle se dedicó a traer plantas de diferentes partes del mundo. Sin embargo en 1980 el espacio fue comprado por Yves Saint-Laurent. La diversidad de plantas, el colorido de los espacios y los peces de los estanques hacen un paseo agradable. Es un sitio muy visitado y las colas pueden ser muy largas. Recomendable ir pronto.
  • Hotel La Mamounia: Es el hotel más lujoso de Marrakech, más que un hotel, es un museo. La fachada ya impresiona, pero pasear por sus jardines y por sus diferentes salones estilo islámico, te deja un muy buen sabor de boca. Se puede entrar de forma gratuita pero no permiten llevar pantalones cortos en los hombres. Una vez pasado el control de seguridad podéis pasear por el hotel y tomaros algo en la terraza.
  • Mezquita Koutoubia: Justo cerca de la plaza Jemaa el-Fnaa está uno de los edificios inconfundibles de la silueta de Marrakech, la mezquita Koutoubia. Es el edificio más alto con 66 metros de la Medina, puede servirte de guía cuando te pierdas de paseo por el zoco ;-). Hay varias mezquitas en Marrakech, pero ésta es la más importante. Hay otra mezquita más pequeña cerca de las Tumbas Saadies.
  • Museo de Marrakech: Es un palacio convertido en museo, y por eso creo que su belleza está en el lugar como tal más que en las exposiciones. Tiene un patio interior muy luminoso y que comunica a distintos salones ideal para hacerse una foto como esta.
  • Medersa Ben Youssef: No pudimos visitarla porque estaba en restauración pero dicen que es uno de los lugares que no te puedes perder en Marrakech.
  • Palacio Badi: No merece la pena su visita, está completamente en ruinas. Es casi imposible imaginar lo que fue. Tienen una sala donde presentan cómo lucía en su época pero de eso no queda nada.

Comer y Espectáculo

Para comer, os recomiendo el Café Nomad, os sirven comida típica marroquí que está buenísima y en la terraza tenéis vistas al zoco.

Otro sitio donde sirven un Tajín y un Cous Cous muy rico es en Le Markech, muy cerca de la Mezquita Koutoubia.

Si os apetece ir a ver la danza del vientre, me recomendaron el Comptoir Darna, es un sitio donde se cena y se disfruta de un espectáculo de baile en familia. Debéis reservar antes de ir porque sobre todo en fines de semana suele estar completo.

También podéis hacer una serie de excursiones desde Marrakech a diferentes lugares de Marruecos, pero necesitáis más de dos días y planificarlo. En los Riads suelen ofrecer este tipo de excursiones.

Marrakech es de esas experiencias que no repetiría pero que me alegro de haber vivido una vez en la vida. – Veratrends-